Recomendaciones solidarias en Pepelu 


Subastas por centimos con Oopad (con posibilidad de compra directa)

Hoy me ha llegado información sobre un nuevo sitio de subastas por céntimos, Oopad. Como siempre hago con este tipo de sitios, he estado echándole un vistazo y la primera impresión ha sido bastante buena ya que he encontrado una gran mayor variedad de productos, sobre todo de electrónica de consumo.

Subastas por centimos Oopad

En las subastas por céntimos, cada vez que un usuario decide pujar por uno de los productos subastados, el precio de venta de dicho producto aumenta tan sólo un céntimo de euro, momento en el cual se inicia una cuenta atrás. El usuario que realiza la última puja y consigue que la cuenta atrás llegue a cero se lleva el artículo.

Aparte de que mediante este sistema de incremento de los precios céntimo a céntimo se consiguen adquirir productos bastante caros a precios súper rebajados, un aspecto muy interesante de Oopad es que si decidimos no pujar más en una venta, podremos proceder a la compra inmediata del producto, pagando sólo la diferencia entre el precio normal de venta al público y el valor de los Oopad que hayamos utilizado durante la puja.

También conviene destacar que los precios de venta al público son bastante interesantes, por lo que en muchos casos nos puede interesar optar por la opción de compra directa antes mencionada.

Pero es que además, los usuarios que hayan pujado durante una subasta y que no quieran comprar el producto son obsequiados con cupones descuento por un valor del doble del importe de sus compras de Oopad, cupones que se pueden utilizar en diferentes tiendas online. Estos cupones están disponibles en la sección cupones de compra y descuento.

Os recomendamos echar un vistazo a la sección de ventas terminadas para que veáis los auténticos chollos que se han conseguido llevar algunos de los usuarios de Oopad. Además, tenéis la garantía de que todas las ventas que se producen en Oopad mediante el sistema de subastas por céntimos están certificadas ante notario, que los productos son nuevos y garantizados, y que la entrega es gratuita dentro de la España peninsular.

5 comentarios:

laura pastor dijo...

Bueno, es y no es interesante...
ver http://www.nicearma.com/2011/08/02/oopad-com-ventasubastas-en-linea-como-ganan-dinero-por-internet/
te lo explica muy bien

José Luis Pérez dijo...

Bueno Laura, no todo es tan sencillo como lo explican en Nicearma ya que si no se alcanza el precio de reserva en Oopad terminan perdiendo dinero ya que si este precio no es alcanzado, todos los participantes sonn abonados con un 150% de sus Oopad utilizados sobre la venta y el último participante recibe además una bonificación igual a la cantidad de Oopads utilizados por los participantes en la venta.

Carlos Mateos dijo...

La trama es que aunque sea una subasta por céntimos, cuando tu pujas no gastas 1 céntimo, gastas un oopad, que si compras el pack más barato son 0,5€ el oopad. Es decir cada click para pujar te sale a 0,5€.

Alex dijo...


Estaba yo buscando por la red una videoconsola para mi hijo cuando, a través de un anuncio en la prensa electrónica, di con un sitio de subastas. Lo miré durante un rato y vi que se remataban productos a buen precio, por lo que pensé que podría ser un buen lugar para comprar la videoconsola.

Para poder participar en las subastas era necesario estar dado de alta, por lo que me registré. Posteriormente había que comprar lo que ellos llaman "Bids" para poder pujar en las subastas y, aunque con cierto mosqueo, los compré. Durante un rato estuve mirando los productos y cuando encontré lo que buscaba, pujé por él. Evidentemente había otros supuestos compradores que también pujaban. Con cada puja se incrementaba el tiempo para el remate final (¡qué mosqueo!) y cuando se me terminaron los "bids" ¡qué casualidad!, ya nadie más pujó y se lo llevó (supuestamente) el que hizo la siguiente puja. ¿Se nos terminaron a todos a la vez? Simultáneamente, otras videoconsolas de iguales características eran rematadas a precios ridículos. A pesar del mosqueo, volví a comprar más "bids" para intentarlo una segunda vez. Esperé a que alcanzase un precio razonable y volví a pujar. En esta segunda ocasión daba la impresión de que también pujaba otro incauto como yo. Evidentemente volvió a pasar lo mismo, con la diferencia de que este otro incauto tenía más "bids" que yo. La puja subió por encima de lo razonable, hasta que, me imagino, esta otra persona se cansó o se quedó sin "bids". A continuación, como es lógico, me borré del lugar de estafas, perdón, de subastas.

Es evidente que se trata de una auténtica estafa. Han creado un sistema automático que puja, con nombres de usuarios ficticios, por todos los artículos subastados, de tal manera que, cuando se alcanza un precio determinado, si no hay ningún verdadero comprador, se interrumpe, y si lo hay, incrementa indefinidamente la puja en los últimos segundos. Total, que nadie se lleva nada salvo ellos.

Está claro que es sumamente difícil demostrar la estafa. Pero que existe... es indudable.

Y para que nadie vuelva a caer en esta estafa, este es el sitio:

http://www.swoopo.es

Alex dijo...


Estaba yo buscando por la red una videoconsola para mi hijo cuando, a través de un anuncio en la prensa electrónica, di con un sitio de subastas. Lo miré durante un rato y vi que se remataban productos a buen precio, por lo que pensé que podría ser un buen lugar para comprar la videoconsola.

Para poder participar en las subastas era necesario estar dado de alta, por lo que me registré. Posteriormente había que comprar lo que ellos llaman "Bids" para poder pujar en las subastas y, aunque con cierto mosqueo, los compré. Durante un rato estuve mirando los productos y cuando encontré lo que buscaba, pujé por él. Evidentemente había otros supuestos compradores que también pujaban. Con cada puja se incrementaba el tiempo para el remate final (¡qué mosqueo!) y cuando se me terminaron los "bids" ¡qué casualidad!, ya nadie más pujó y se lo llevó (supuestamente) el que hizo la siguiente puja. ¿Se nos terminaron a todos a la vez? Simultáneamente, otras videoconsolas de iguales características eran rematadas a precios ridículos. A pesar del mosqueo, volví a comprar más "bids" para intentarlo una segunda vez. Esperé a que alcanzase un precio razonable y volví a pujar. En esta segunda ocasión daba la impresión de que también pujaba otro incauto como yo. Evidentemente volvió a pasar lo mismo, con la diferencia de que este otro incauto tenía más "bids" que yo. La puja subió por encima de lo razonable, hasta que, me imagino, esta otra persona se cansó o se quedó sin "bids". A continuación, como es lógico, me borré del lugar de estafas, perdón, de subastas.

Es evidente que se trata de una auténtica estafa. Han creado un sistema automático que puja, con nombres de usuarios ficticios, por todos los artículos subastados, de tal manera que, cuando se alcanza un precio determinado, si no hay ningún verdadero comprador, se interrumpe, y si lo hay, incrementa indefinidamente la puja en los últimos segundos. Total, que nadie se lleva nada salvo ellos.

Está claro que es sumamente difícil demostrar la estafa. Pero que existe... es indudable.

Y para que nadie vuelva a caer en esta estafa, este es el sitio:

http://www.swoopo.es

Más propuestas de José Luis Pérez o Pepelu